El alcalde de Níjar pide una permuta para los suelos del Cortijo del Fraile

El alcalde del municipio en el que se ubica ese 'Sitio Histórico' duda de hasta qué punto se puede exigir obras a la propiedad cuando la declaración llegó ya con el edificio en ruina

Antonio Jesús Rodríguez, alcalde de Níjar, municipio en el que se encuentra el Bien de Interés Cultural (BIC) con la tipología de Sitio Histórico, el Cortijo del Fraile, se ha mostrado partidario del sistema jurídico-urbanístico de la permuta de suelos e incluso fuera del Parque Natural del Cabo de Gata por entender que esta fórmula sería más efectiva a la hora de que ese monumento pase al patrimonio público sin costes para las exiguas arcas de las administraciones, en este caso, de la Junta de Andalucía.

Para el alcalde de Níjar la permuta evitaría la paralización o la falta de acuerdo en las negociaciones que la propia Junta de Andalucía inició con la propiedad -una empresa con sede en Murcia- prácticamente nada más acordar oficialmente la declaración de BIC, a principios de este año en curso y que parece se han inclinado por las fórmulas de la compra y que incluso podrían concluir en un procedimiento de expropiación forzosa..

Con esta postura, que más bien es una precisión, el alcalde de Níjar prosigue con la opinión que ya lanzó también en aquellos momentos y en la que se mostró partidario de la adquisición de la construcción por la administración pública, aunque, en aquellos momentos, no parece que añadiera una fórmula jlururídico-administrativa concreta. Antonio Jesús Rodríguez observa, por otra parte, una falta de colaboración por parte de la Junta de Andalucía a la hora de llegar a un real desbloqueamiento de la situación, que ha venido a complicarse con el derrumbe de parte de un muro y que podría ser solamente el inicio del derrumbe de otras partes. De hecho la torre de la ermita lleva en ese estado de riesgo más que visible desde hace varias semanas. Para el alcalde de Níjar asimismo resulta dudoso «hasta qué punto se le podrá exigir» al dueño del monumento el cumplimiento de sus obligaciones de conservación y hasta qué punto podrá el empresario asumirlas «si no se le dan alternativas», según recoge un despacho de Europa Prez, ya que, entre otras cosas, la declaración de Bien de Interés Cultural se produjo cuando el Cortijo del Fraile presentaba ya un estado de ruina..

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Política de Cookies